Filosofía

 La natación como forma de vida

Vemos la natación no solo como un deporte, sino como un estilo de vida. Dónde la natación es nuestro modus vivendi, nuestra pasión. El medio donde nos sentimos felices. La natación nos produce bienestar y relax. La práctica deportiva en el medio acuático es nuestra vida porque nos apasiona superarnos, competir y mejorar nuestra técnica.

Nadar es una actividad o ejercicio relajante. Cuando nadamos, nuestros músculos realizan un gran esfuerzo, por lo que se tensan. Al final, este proceso provoca que los mismos músculos se relajen y descansen, dándonos una sensación de ligereza y bienestar. Pero nuestros músculos no son los únicos beneficiados. Nuestra mente también se relaja cuando nadamos, debido sobre todo a los ejercicios respiratorios que se realizan. Igualmente, como cualquier otra actividad física, nadar nos despierta el apetito, ayudándonos a mantenernos en forma y tonificar nuestros músculos.

Promover una vida saludable

Promovemos algo más que la natación como deporte, también una forma sana de vivir. Mantenerse joven, prevenir enfermedades cardiacas y fomentar hábitos de vida saludable. Además de ser beneficioso para nuestra musculatura y articulaciones y darnos mayor flexibilidad, la natación también mejora la coordinación y favorece nuestra capacidad motriz.

Durante las últimas décadas, los investigadores han ido descubriendo cómo practicar ejercicio puede mejorar nuestras funciones cognitivas, e independientemente de la edad o la condición física, los estudios han demostrado que dedicar un tiempo para el ejercicio también produce muchos beneficios para nuestro bienestar mental.

A diferencia de otros deportes aeróbicos como la carrera o la bicicleta, que solo desarrollan el tren inferior, la natación es el más completo al entrenarse todos los grupos musculares. Probablemente es el deporte que construye uno de los cuerpos más equilibrados y compensados. Cada deporte desarrolla un tipo atlético. El cuerpo de un nadador es uno de los más fácilmente reconocibles; es musculado y esculpido en V,  con músculos largos, espalda y torso ancho y bien formado, cintura estrecha, muslos bien tonificados, gemelos afinados y sin un gramo de grasa. La piel parece que es casi transparente.

Protección del medio natural marino

Creamos nuestros productos con plásticos reciclado para no contaminar los océanos.

Actualmente los océanos están en peligro por los resíduos químicos que contaminan las aguas y los plásticos matan a los animales como las tortugas. Los plásticos que terminan como basura en el mar contribuyen a la destrucción de los hábitats y pueden provocar la muerte a miles de animales marinos cada año. Para limitar su impacto, podemos reutilizar las botellas de agua, guardar los alimentos en recipientes no desechables, utilizar bolsas de tela para transportar nuestras compras. En el fondo se trata de reciclar lo máximo posible.

Ayudar a cuidar las playas. Si te gusta el buceo, el surf, o relajarse en la playa, intentaremos dejar el lugar recogido una vez abandonemos la playa. Intentaremos también alentar a tantas personas como podamos a respetar el medio marino y haciéndoles partícipe de ello.

Apoyar a las organizaciones que trabajan para proteger el Mar

Muchos institutos y organizaciones están luchando para proteger los hábitats marinos y la fauna marina. Encontrar una organización nacional y considerar la posibilidad de apoyo financiero o de voluntariado para el trabajo práctico o de promoción.

La protección de la fauna y vegetación marinas son esenciales para nosotros. Que las generaciones venideras puedan seguir disfrutando de la belleza natural de los mares y océanos.

 Influir un cambio en su comunidad

Realice investigaciones acerca de la política oceánica de los funcionarios públicos antes de las elecciones o ponerse en contacto con sus representantes locales para hacerles saber que apoya los proyectos de conservación marina. Considere la posibilidad de restaurantes solidarios y tiendas de alimento que ofrecen sólo productos pesqueros sostenibles.

Viajar por el mar responsablemente

Si practica deportes como el kayak u otras actividades que se realicen en el agua, no tire nada por la borda y sea conscientes de la vida marina que habita en las aguas que le reodean. Si está planeando hacer un crucero para sus próximas vacaciones, elija la opción que sea más respetuosa con el medio ambiente.

Promover y divulgar el deporte

El deporte es la mejor forma de mejorar nuestra salud y bienestar. El deporte ayuda a combatir la obesidad y las enfermedades psicológicas como la depresión y el autismo. Deportes saludables como la natación, el triatlón, aquafitness, running, ciclismo, etc….

Después de un duro día de trabajo, no hay nada mejor que ir a desconectar jugando al pádel, pisando el gimnasio o corriendo por la playa. Uno de los beneficios psicológicos de la práctica de actividad física es que reduce el estrés.

Además, el ejercicio también incrementa la producción de norepirefrina (noradrenalina), un químico que puede moderar la respuesta del cerebro al estrés. Así que ponte la ropa de deporte y a sudar un poquito, que el ejercicio mejora la habilidad de nuestro cuerpo a la hora de tratar con la tensión que el estrés produce después de tanta oficina y tantas preocupaciones del día a día.

Además ayuda a ampiar tu círculo social y relacionarte con gente sana y deportista.

La competición como forma de superacion personal

Competir es la mejorar forma de motivarnos para conseguir los retos deportivos y personales que nos propongamos.

Nadar hace más resistente a nuestro cuerpo porque, por una parte, nos ayuda a desarrollar una capacidad pulmonar mucho mayor. Evidentemente, esto quiere decir que al nadar adquirimos una mayor capacidad de resistencia anaeróbica. Por otra parte, la natación tiene incidencia en el fortalecimiento de nuestros huesos, por lo que nuestro cuerpo en general es mucho más fuerte.

La competición deportiva ayuda a fortalecer nuestro cuerpo y mente. Combatir la fatiga y el dolor  sin rendirse ante las adversidades; que luego se puede aplicar a los otros aspectos de la vida. Como por ejemplo los objetivos profesionales.

Juventud eterna; siempre jóvenes.

Se ha comprobado que nadar es de gran ayuda en el combate al proceso de envejecimiento. Aunque esto último es imposible de evitar, la natación puede retrasar sensiblemente su desarrollo, ayudándonos a mantenernos jóvenes.

Los nadadores nos sentimos más jóvenes que la gente que adulta que no practica deporte. La práctica de la natación es la mejor forma mantenerse en forma porque no provoca contusiones como el running y mejora la capacidad pulmonar y nadar también es benéfico para el sistema circulatorio. Cuando nadamos, cada órgano de nuestro cuerpo recibe un ligero masaje, lo que activa la sangre y nos hace sentir mejor. Por lo tanto, la natación o nadar es un ejercicio perfecto para aquellas personas que sufren de problemas circulatorios como várices. Como lo habíamos mencionado ya, nadar nos ayuda a fortalecer la respiración. Cuando nadamos necesitamos realizar ejercicios de respiración, los cuales tienen un efecto positivo en nuestro cuerpo. Principalmente, esto provoca una mayor capacidad pulmonar y que nuestro cerebro se oxigene.

En este sentido, nadar tiene efectos rápidos en nuestras extremidades inferiores, permitiéndonos incluso ser más ágiles y tonificar esa parte de nuestro cuerpo.

En la actualidad, muchos especialistas recomiendan la hidroterapia para curar ciertos padecimientos, sobre todo los dolores musculares. Una de las zonas más beneficiadas al respecto es la espalda: nadar constantemente puede disminuir o curar dolores de espalda y aumentar la flexibilidad de la misma. Asimismo, nadar también se utiliza en terapias para personas con problemas motrices.

 

En conclusión, buscamos la felicidad. Sentirnos personas felices y libres, tanto como un pez, un delfín o una ballena nadando en el mar. Hay algo más puro que el agua, más grande que un océano, más bello que el coral….el agua del mar y la piscina es nuestro habitat preferido. Amamos lo s océanos y la fauna marina. Queremos transmitir nuestra pasión por la natación y la naturaleza.

En resumen nadar es vida.