Beneficios


%

Más resistencia al agua

%

Crean comunidad

%

Nuevos ejercicios

%

Máxima diversión

%

Máxima diversión

%

Rehabilitacion lesiones


AUMENTO DE LA POTENCIA

Con las palas Swimtonic, generamos dobles resistencias, tanto con la pala palmar como la dorsal, generando en todo momento, grandes trabajos.

REHABILITACIÓN DE LESIONES

Trasladamos ejercicios de fisioterapia al agua, ¡realizando largos, con movimientos agónicos y antagónicos, y totalmente coordinados!

MEJORA MOVILIDAD 3ª EDAD

Con nuestro sistema de entrenamiento, evitamos los recobros con sus grandes movimientos articulares, buscando ejercicios compensados, coordinados y equilibrados.

NUEVOS EJERCICIOS

Aportamos una gran gama de nuevos ejercicios, para evitar lesiones, para fortalecer los hombros, para nadar estilo Swimtonic, (ya lo comentaremos más adelante), para aquafitness, junto con nuestro próximo lanzamiento del Sistema Swimtonic.

MÁS DIVERSIÓN

La idea es combinar la natación, con estas palas diferentes y especiales, con remadas únicas y con movimientos antagónicos, con los dorsos de las palas, pero siempre, realizando largos, si estás en piscinas, o en el mar…

AUMENTO RENDIMIENTO

Para los velocistas, se coge más agua con estas dobles palas, generando mayores velocidades con mucha más fuerza. En resistencia, la pala de atrás se acomoda a tu ritmo, para hacer más fuerza, pero más regulado y equilibrado. Te crea un músculo de resistencia a la fuerza.

CREACIÓN DE COMUNIDAD

Queremos crea una comunidad de nadadores entorno a los productos y método de entrenamiento de Swimtonic, como de aportación de nuevas ideas.


Las palas Swimtonic tienen diferentes beneficios, según para qué se utilicen.

Para natacion, se consigue mejora de fuerza, por las dobles resistencias de ambas palas, pero con movimientos más graduales, ya que la pala del dorso coge más agua a mayor velocidad, con su respectiva elongación, y coge menos agua a velocidades menores, debido precisamente, a su menor o casi nula elongación a estas bajas velocidades. Te obliga a no apoyar la mano en la pala, y a tirar desde los dedos, como realmente hay que nadar, fortaleciendo la musculatura de dedos y antebrazo, elevando el codo de forma natural, que es la técnica correcta para apoyarse más en el agua. La pala entra perfectamente en el agua, si entra en el ángulo adecuado, a gran velocidad y llegando aún más lejos, al tender a un mayor estiramiento. Si la pala entra en mal ángulo, choca o crea grandes resistencias, obligándote a variar el final del recobro con una correcta introducción de la pala en el agua. Durante la fase del tirón del estilo Crol, gracias a estas dobles palas y por esta especie de juego isocinético, la mano tiende a ir a una velocidad correcta y sin acelerarse en demasía. Te obliga a buscar un buen apoyo, evitando aceleraciones inadecuadas, en la que la mano podría tender a patinar. Precisamente, la pala del dorso corrige esta posible aceleración inadecuada, obligándote a obtener un correcto movimiento, con una velocidad adecuada. Lo mismo ocurre en la última fase de la brazada subacuática, en el tirón. La pala del dorso regula de posibles aceleraciones inadecuadas, para tender a aceleraciones progresivas, pero con velocidades de máximo apoyo.



Al final del tirón, y cuando se inicia la salida de la mano, la pala funciona sensacionalmente, para corregirte la tan importante salida de la mano. Inconscientemente, la doble pala te obliga a poner la palma de la mano mirando el muslo, siendo ésta, la posición correcta, en la que corta limpiamente la mano, la salida del agua. De lo contrario, si la pala no está en esta adecuada posición, la pala choca brutalmente en esta salida, con las consecuentes resistencias. Es por ello, como un corrector de esta fase. En braza, las palas son sensacionales, con una inmejorable crítica. Muy cómodas es todas las fases, muy seguras, con grandes tracciones en la brazada, y con recobros limpios. En Espalda, al adaptarse de forma ergonómica la pala a la mano, entra muy bien en el agua por la parte exterior de la pala, como la mano natural, y en la trazada subacuática, regula también la velocidad como ya comentamos anteriormente en crol, y lo mismo pasa en la salida de la mano. Estás obligado a sacar la mano, mirando al muslo, con un corte limpio. En Mariposa, la entrada ha de ser correcta, con su buena angulación, sin chocar, y con la tendencia de introducir rápido y lejos las palas. En el trazado subacuático, la velocidad es regulada por la pala del dorso, como ocurre en los anteriores estilos. En la salida de las palas, en este preciso estilo, o se hace correctamente, o no salen las manos.



En el apartado de remadas, hemos conseguido un efecto extraordinario. Una remadas jamás imaginadas. Ya de por sí, las remadas son muy beneficiosas para captación de fuerza, coordinación, mejora de estilo, prevención de lesiones, etc. Pero con estas palas, duplicamos o triplicamos todos los efectos y sensaciones. Una de las grandes innovaciones de estas palas, junto con todos los nuevos ejercicios del Sistema Swimtonic, (que ya comentaremos próximamente), es el poder nadar todos los estilos marcha atrás. Los que nadamos hacia atrás, no tenemos más remedio que utilizar las palmas de las manos para avanzar en sentido contrario, pero con las Palas Swimtonic, podemos desarrollar todos los movimientos exactamente a la inversa. ¡Y con buen desplazamiento! Muchos nadadores comentan de los beneficios de descarga muscular y de prevención de tendinopatías, al realizar natación hacia detrás, ¡pero con los dorsos de las manos!). Otra gran innovación, es poder nadar todos los estilos, pero realizando movimientos en ambos sentidos, consecutivamente. Es decir, realizando las trazadas subacuáticas en movimiento positivo y negativo, en movimiento normal de dirección al avance, y en movimiento contrario al avance, pero ¡con los dorsos de las manos!, gracias a estas especiales palas. Por poner un ejemplo, en el estilo de Crol, estaríamos nadando en agónico y antagónico, de forma cíclica y sistemática, cruzando un brazo en dirección al avance, mientras el otro brazo, realiza el movimiento antagónico, en dirección opuesta. Los movimientos han de estar perfectamente coordinados y entrecruzados. Hay que comentar que, para avanzar, son necesarias el uso de aletas, ¡en todos los estilos!, de lo contrario, o no avanzamos o apenas avanzamos.

Al igual que el Crol Swimtonic, podemos realizar todos los demás estilos. En el Crol y la Espalda, los brazos cruzan alternativamente, pero en la Braza y la Mariposa, los movimientos agónicos y antagónicos son simultáneos. Entonces, podemos decir que con las Palas Swimtonic, aportamos el Crol Swimtonic, la Espalda Swimtonic, la Braza Swimtonic y la Mariposa Swimtonic. En natación sincronizada, estamos realizando varios estudios de mejoras y beneficios, gracias a estas dobles palas. En principio, seguimos repitiendo los beneficios de las remadas anteriormente mencionadas, junto con que se tienen mayores apoyos en el agua, y con considerables fuerzas en todas las ejecuciones de todo movimiento de esta modalidad de natación. En aquafitnes, estas dobles palas actúan con una gran libertad de movimientos, en todas las direcciones, con gran variedad de remadas, aportando grandes resistencias en todo momento. Una importante peculiaridad de estas dobles palas, es el desarrollo de los movimientos agónicos y antagónicos, ya que están preparadas para realizar perfectos movimientos con los dorsos de las manos y con las palmas de las manos, en todas las direcciones. Una tendencia habitual del aquafitness, es la de ejecutar todo movimiento con el apoyo de las palmas de las manos, pero con las palas Swimtonic, podemos realizar los movimientos cómoda y fácilmente en ambos sentidos, tonificando equilibradamente los músculos agonistas y antagonistas.