¿Es necesario entrenar con material auxiliar? ¿Puedo aprender sin material? ¿Qué material eligo según mi nivel? ¿Qué material es adecuado para aguas abiertas o triatlón?
Son muchas la dudas que le pueden surgir a un nadador que se está iniciando o que quiere pasar al siguiente nivel para competir en piscina o aguas abiertas.
Usar o no material de natación es una opción individual, pero siempre es mejor ponerse en manos de un monitor de natación o entrenador superior  que nos aconseje que material utilizar según el nivel o las necesidades que tenemos.
Hay una certeza que determinados materiales son imprescindibles para la iniciacion en edad infantil, sobre todo los de seguridad. Pero vamos  a dejar de lado los materials auxiliares de seguridad, y haremos un análisis de materiales para entrenar tu técnica.
El material utilizado en las sesiones de entrenamiento debe servirnos para conseguir estímulos o situaciones que favorezcan el desarrollo de alguna capacidad física o técnica. Debemos seleccionar el material adecuado para cada disciplina y evaluar si realmente nos está ayudando en nuestra mejora como triatleta. Muchas veces cargamos la mochila con decenas de aparatos, sin pararnos a pensar si realmente nos ayudan o simplemente los usamos por usar, sin realmente conocer los beneficios que pueden reportarnos. A continuación expondremos parte del material, accesible para todos y con mejoras directas en el rendimiento.
Tabla de natación

La tabla

Al igual que ocurre con el pull-boy, la gran mayoría de profesionales dedicados a la enseñanza o al entrenamiento de este deporte, utilizan este material únicamente para uno de sus posibles beneficios, consistente en focalizar el trabajo de piernas y dejar que los brazos descansen. Pero una vez más, entendemos que este es sólo uno de los usos que se puede dar a la tabla, pues son muchos los beneficios que encontraremos trabajando con ella.

Principalmente útil en iniciación, la tabla nos permite aislar el movimiento de pies, pudiendo centrar toda nuestra atención en realizar un correcto batido de pies ( cadencia, amplitud, relajación…) A niveles superiores, no tendría un peso importante en nuestra planificación, no siendo determinante en el nado en aguas abiertas propio del triatlón.

  • Utilízala para perfeccionar y corregir diferentes movimientos técnicos de la acción de los brazos.
  • Mejora tu trabajo de piernas, mientras los brazos descansan.
  • Elabora tus entrenamientos con una visión distinta, focalizando en otros puntos de concentración.

 

La pala doble de natación Swimtonic es única en el mercado.

Palas

La gran variedad de palas en el mercado puede llegar a confundir al nadador no experimentado pero, a la hora de elegir, hay que tener en cuenta fundamentalmente el uso que le vas a dar y en qué nivel de práctica te encuentras. Si eres un nadador poco experimentados, desprovisto aún de un control amplio de la técnica básica de natación, debes hacer un uso de las palas muy medido y ajustado utilizando sólo palas técnicas, y focalizando tu concentración en los puntos técnicos que estás trabajando, mientras, de forma suave, empiezan a fortalecer tus músculos. Al usarlas, tendrás que estar muy atento a los movimientos con los que estás nadando y utilizar siempre palas técnicas, pero no de fuerza, pues las palas de fuerza pueden alterar drásticamente el movimiento y te llevarían a volver a nadar con grandes errores técnicos, entre otros riesgos.

A nivel técnico con el uso de las palas mejoramos tanto nuestra fase de deslizamiento al tener un soporte mayor con el brazo delante, como la de agarre, al aumentar la sensación de “presión” en la palma. A nivel físico nuestra fuerza específica en el agua aumentaría, facultad muy importante especialmente en aguas abiertas.

Si eres un nadador de nivel medio podrás añadir áreas de entrenamiento más intenso utilizando materiales de mayor tamaño diseñados para mejorar sustancialmente tus capacidades de fuerza, resistencia y velocidad. No obstante, tendrás que darles un uso muy controlado pues, a mayor consumo de oxígeno, mayor desgaste y, a mayor cansancio, peor percepción de la técnica para cada movimiento. Es decir, sólo un uso consciente de las palas te garantizará un movimiento correcto y mejoras de la fuerza, la velocidad y la resistencia.

 

Si te encuentras entre los nadadores con un nivel de maestría superior puedes utilizar todo tipo de palas, pero sin olvidarse de darles siempre un uso correcto, es decir, utilizar palas técnicas, para la mejora técnica, palas medias para reforzar, y palas de gran diámetro para usos específicos como el aumento de masa muscular o la mejora de la fuerza. Las palas de gran radio son imprescindibles para mejorar lo conseguido con palas de tamaño medio, pero sólo las recomendamos para nadadores con una amplia experiencia, dado que el desgaste muscular y la complejidad articular que requieren para definir un buen movimiento son muy altos y hay que estar muy bien concienciado y debidamente preparado para darles un uso correcto.

 

Aletas

Con el uso de aletas cortas, la mejora técnica viene dada principalmente por dos vías, la mayor propulsión que nos permite con el mismo esfuerzo nadar a ritmos más elevados, mejorar la horizontalidad, conocer esa sensación de fluidez e intentar quedarnos con ella en el nado sin aletas, por otro lado nos permite ser más conscientes del batido y a nivel físico aumentar la fuerza especifica en el agua.

Son múltiples los objetivos que podemos perseguir a la hora de practicar o entrenar con aletas, aunque la gran mayoría de los nadadores creen que su principal función es permitirnos nadar más rápido. Esa es sólo la “punta del iceberg”. Las aletas son una herramienta fundamental para garantizar la compresión de los movimientos de las piernas en los diferentes ejercicios técnicos correctivos.

Los ejercicios técnicos practicados sin aletas no te garantizarán un aprendizaje correcto a no ser que dispongas de un batido de piernas extraordinario. son ideales para trabajar la hidrodinámica y el deslizamiento en estilo crol.
Practicar con aletas te llevará a mejorar muchos elementos imprescindibles en natación.

Con su uso también obtendrás una mejora de la fuerza en las piernas, pues fortalecerás los músculos con cada batida, perfeccionarás la técnica durante el nado a velocidades mayores y optimizará los sistemas energéticos. Los beneficios derivados del uso de las aletas son pues múltiples, y uno de los menos interesantes es utilizarlas para no cansarse durante el nado. Puedes llegar a sacar un gran rendimiento a tus aletas, cuando conoces su uso y no las utilizas sólo para nadar más suave. Diviértete con ellas y sácalas un mayor rendimiento.

Existen diferentes tipos de aletas. Las aletas anchas dan mayor aceleración y menor velocidad punta que las aletas más estrechas y largas. Hay muchos nadadores que practican con aletas de snorkeling pero estas son demasiado largas y anchas para utilizarlas como material principal. Practicar con este tipo de aletas es un error pues ofrecen una mayor fuente de aceleración con cada patada, que resulta en que el nadador acaba desplazándose con una técnica incorrecta. Al no poder guardar un correcto equilibrio durante el nado, el nadador tendrá que cambiar drásticamente la continuidad o la frecuencia del batido de piernas.

Tuba

Utilizada para trabajar la hidrodinámica y el deslizamiento sin respirar a los lados. Son ideales para trabajar la técncia estilo crol, permite hacer ejercicios de frazada en la fase aérea de recobro y en la fase subacuática de propulsión. Si las acompañadas de las aletas podremos hacer ejercicios para aumentar el deslizamiento y optimizar la fase de propulsión de forma más efectiva.

Es un material de alto grado de eficiencia, como lo demostraría comparar las horas de aprendizaje que destinarías a mejorar un movimiento practicando con este tipo de material, con las que necesitarías para alcanzar lo mismo sin él.

Realmente es excelente para todo tipo de niveles, pues permite centrarse en movimientos muy precisos sin tener que realizar el movimiento de respirar. También es una herramienta perfecta para nadar a mayores velocidades manteniendo un nivel técnico de calidad, te permitirá hacer frente a la gran demanda de oxigeno que te será impuesta al elevar la velocidad, sin tener que efectuar el movimiento de rotación de la cabeza para respirar. Con la tuba frontal conseguirás un sinfín de mejoras en la posición antes de ejecutar un movimiento, y en la calidad del movimiento en sí a diferentes velocidades. Realmente es un material muy útil e interesante.

Banda

Nadar con una goma no es fácil, eso es algo que sabemos antemano, pero mejorará nuestra técnica y veremos los beneficios de inmediato a medida que consigamos levantar nuestras piernas y mejore nuestra velocidad. Se trata de un método de entrenamiento perfecto para el triatlón y las aguas abiertas que nos ayudará a desarrollar un buen ritmo y sincronización en el movimiento.

La goma debe encajar ligeramente alrededor de los tobillos para mantener los pies juntos, bloqueando las patadas. Esto causará resistencia y arrastre de la parte posterior de nuestro cuerpo, ya que nuestros pies caerán hacia abajo en el agua, haciendo las cosas más difíciles que nadar normalmente.

 

Pull boy

Posiblemente el mas utilizado, y quizás el menos adecuado en la mayoría de ocasiones. Su uso debería justificarse más para el trabajo de fuerza combinado con palas, banda etc…. y en contadas ocasiones, pero nunca debemos aplicarlo como una “ayuda” al nado, que enmascare nuestras carencias a nivel posicional en el agua, de esta manera solo acentuaremos estas carencias, ya que, elevando nuestra posición de manera “artificial”, hace imposible la mejora  del nadador en el plano horizontal, además de cambiarnos totalmente nuestra coordinación de piernas. Algo parecido ocurriría con cualquier elemento similar como los bañadores con paneles de flotación.

Son muchos y diversos los materiales que se pueden encontrar en diferentes fuentes especializadas, desde Nadando Libre, analizamos algunos que nos parecen imprescindibles para asegurar tu mejora y tu diversión durante los entrenamientos.

El pull-boy dicen que fue inventado para focalizar el trabajo de fuerza en los brazos cuando se entrena sin mover las piernas y, de hecho, gran parte de los monitores, entrenadores y demás profesionales de la natación lo utilizan con ese objetivo. Pero, hoy por hoy y, después de muchas sesiones de práctica, en Nadando Libre entendemos que el pull-boy puede ayudarte a obtener una gran variedad de objetivos y a conseguir dominar diversas habilidades natatorias. Es muy importante que cuando te pongas un pull-boy entre las piernas, sitúes tu foco de atención justamente ahí, en tus piernas. Algunos de los diferentes usos y beneficios que obtendrás con el pull-boy son:

  • Aprender a equilibrarte en los ejercicios de equilibrio, tanto ventral como dorsal y lateral.
  • Minimizar la apertura de las piernas mientras trabajas con ejercicios de tabla o mientras nadas con un batido de piernas suave y propulsivo.
  • Dificultar el movimiento de las piernas a mayores velocidades haciendo tu entrenamiento mucho más duro.

 

En conclusión, si queires mejorar tu técnica de natación, te recomendamos el uso de material.  Cada material sirve para mejorar un aspecto determinado de la técnica de natación. Algunos están indicados para un estilo concreto y otros sirven para todos, por eso nuestra recomendación es que te pongas en manos de un experto para que te aconseje personaomente. Te recordamos que el uso excesivo de material de natación puede provocarte lesiones de hombro, por lo tanto en caso de molestias has un uso moderado.

Si quieres subir un nivel tu nivel de natación y la potencia, te recomendamos que sí utilices material. Nuestras palas Swimtonic son únicas en el mercado, tienen doble pala, lo que permite realizar ejericicios únicos en los 4 estilos. Por otro lado, hacemos mucha incidencia en nadar desde dedos, sin apoyar la palma de la mano en la pala. Por ello, estas palas con de forma lenticular.

Las palas de natación Swimtonic Advanced stroke te ayudarán a mejorar tu  potencia y técnica de natación. Únicas palas muy versátiles, ideal para el aprendizaje de los 4 estilos: crol, braza, espalda y mariposa, remadas, trabajos de musculaturas contrarias o antagonistas, y una gran variedad de ejercicios en todas las direcciones, tanto para aplicar mayores resistencias como prevención de los tan famosos manguitos rotadores, gracias a los ejercicios dentro del sistema swimtonic,  del apartado de fortalecimiento de hombre y prevención. Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda.

 

Brand Ambassador
Axel Roland