Una buena forma de entrenar esto es el uso de la palas. Una gran opción sería la hacerlo usando sólo el agarre de los dedos. Esto obligará a estar más atentos a la hora de mantener una buena trazada y un buen agarre durante nuestra natación. Si la mano se tuerce bajo el agua lo más probable que la pala de desprenda, por lo que el uso de estas no sólo mejora la potencia, si no que también la técnica.

Lo ideal es que la pala sea un poco más grande que la mano, pero no mucho más. De lo contrario puede causar lesiones si no se es capaz de controlarlas. Debemos de tener en cuenta que con la pala el volumen de agua que se arrastra es mayor, por lo tanto el esfuerzo será mayor. Al principio nuestra cadencia disminuirá también, pero poco a poco irá subiendo.

Otra buena opción pasa por nadar algo de mariposa y braza ya que este tipo de brazadas son menos constantes y llevan a controlar mejor el agua con el antebrazo.

Por aquí te dejamos unos breves consejos para tener en cuenta a la hora de trabajar con el agarre:

Ejerce la presión justa. Ya lo dijo Jon Urbanchek en su día: “Los que pretenden ser más fuertes que el agua se hunden”. Se trata de “aguantarle el pulso al agua”.

Agarra todo lo que puedas. Utiliza correctamente el antebrazo, podrás coger mucha más agua.

Tu mano no va hacia atrás, tú vas hacia delante. El objetivo no es mover agua a nuestro alrededor sino conseguir que nuestro cuerpo avance.

No hagas trayectorias en “s”. Si queremos avanzar en línea recta nuestra tracción deberá ser en línea recta.

Ejercicios para mejorar tu técnica:

1.- Remadas con palas y tuba de natación: Remadas con los brazos estirados. Practica las remadas con los brazos abiertos con los hombros elevados y doblar brazos, como hacemos en la fase de flexión al agarrar agua. Puedes practicar remadas en los 4 estilos.

2.- Nado en contrastes: Nada en una mano con un pala en posición normal y sin pala en la otra. La intención es nadar intentando “utópicamente” que la mano sin pala coja la misma agua y traccione igual que la mano que lleva la pala, que tiene más superficie para coger agua.

Ejemplo: 6x100m/15” 2 repeticiones con la pala en la derecha – 2 repeticiones con la pala en la izquierda – 1 repetición con palas – 1 repetición sin palas (las 4 primeras al mismo ritmo, la 5ª algo más rápido y la última la más rápida).

3.-  Nadar con un brazo a crol. Brazadas con un solo brazo con palas Swimtonic. Respira cada vez en el lado que llevas la pala. Te ayudará a mejorar el rolido y la respiración bilateral.

4.- Nado a espalda con un solo brazo con la pala Swimtonic

5.- Doble brazada: Nado estilo espalda con las palas moviendo los dos brazos a la vez

6.- Nado estilo mariposa con palas Simtonic en ambas manos

7.- Nado mariposa con palas y aletas

8.- Nado estilo braza con palas y pullboy. Con las piernas rectas inmoviles.

9.- Nado estilo braza subacuático con palas en ambas manos y tuba sin levantar la cabeza.

10.- Nado estilo braza con pala en ambos manos, uno realiza la remada y el otro estirado inmóvil.

 

Te dejamos unos vídeos de muestra para ver una demostración de las posibilidades infinitas de ejercicios que puedes realizar con las palas de natación Swimtonic. 

 

Las palas de natación Swimtonic te ayudan a realiza rejercicios únicos que con otras palas son imposibles y por son las mejores palas del mercado para iniciarse en natación y para mejorar la técnica. Ideal para nadadores en aguas abiertas que quieran entrenar en piscina o mar.

Consíguelas en Amazon

(Envío a península gratuito)

Consigue las palas natación Advanced Stroke en nuestra tienda online. (Envío a península gratuito).